fbpx

Sobre Nosotros

Nuestro Colegio

Los Hermanos Maristas de la Enseñanza, congregación religiosa laica católica fundada en 1817 en Francia por San Marcelino Champagnat con el objetivo de educar a los niños, niñas y jóvenes, especialmente a quienes más lo necesitan, en valores cristianos, humanistas y que se destacaran en la sociedad por ser “Buenos cristianos y buenos ciudadanos”. Hoy, esta misión, se cumple en más de 80 países de los 5 continentes y es materializada a través de sus instituciones y centros educativos.

El Colegio Champagnat Bogotá es una institución educativa católica para niños, niñas y jóvenes de la ciudad de Bogotá desde hace 84 años. Es una de las obras de Los Hermanos Maristas de la Enseñanza (133 años presentes en nuestro país), cumpliendo su promesa de valor: “educar buenos cristianos y buenos ciudadanos que respondan a las necesidades actuales de la sociedad ”

MISIÓN

El COLEGIO CHAMPAGNAT DE BOGOTÁ, es una institución educativa de los Hermanos Maristas de la Enseñanza, que, a
través de la pedagogía marista caracterizada por el amor a
María, el espíritu de familia, el amor al trabajo, la sencillez de vida, la pedagogía de la presencia y la solidaridad, pretende que los niños y jóvenes conozcan y amen a Jesucristo, para ayudarles
a ser buenos Cristian os y buenos ciudadanos, haciendo así realidad, el sueño de San Marcelino Champagnat.

VISIÓN

En el año 2023 el COLEGIO CHAMPAGNAT DE BOGOTÁ, habrá implementado una propuesta pedagógica innovadora desde los lineamientos de la Comunidad Marista a nivel nacional, en su currículo, el sistema institucional de evaluación de estudiantes (SIEE) y Manual de convivencia y así, aportar a la formación de mejores seres humanos.

Nuestro Propósito

Educar y formar hoy para transformar el mundo del mañana.

El colegio Champagnat es una institución comprometida con una formación integral de los niños y niñas de hoy para afrontar el futuro como buenos cristianos y buenos ciudadanos.

Play Video

Sobre Nosotros

Nuestra Historia

Desde hace 84 años, nos hemos dedicado a formar a generaciones de jóvenes comprometidos con el conocimiento, la excelencia académica y los valores maristas, siendo un referente en el campo educativo en la ciudad y en el país.

1938

Inauguración del Instituto del Carmen

El Instituto del Carmen abre sus puertas con 49 alumnos inscritos para tres primeros grados de primaria.
1938
1939 - 1944

Crecimiento y nueva sede en la calle 44

Se alquila un local más amplio en la calle 44 con carrera 16, permitiendo aumentar cada año un curso y superar el número de 300 alumnos en 1944.

Se compra un lote de terreno en la Urbanización "La Magdalena" con el fin de construir un moderno colegio.
1939 - 1944
1941 - 1942

Aprobación de los estudios por Decreto

El Inspector Nacional de Educación, Dr. José M. Restrepo Millán, realiza la primera visita al colegio, dejando un informe satisfactorio.

Se aprueba los estudios por Decreto No. 82.
1941 - 1942
1966 - 1970

Ingreso del personal femenino y aumento de alumnos

Cuatro religiosas de los Sagrados Corazones se hacen cargo de la sección infantil, permitiendo el ingreso del personal femenino al colegio.

Se duplican y triplican los grados de preescolar infantil y la primaria, llegando a 1.500 alumnos matriculados.
1966 - 1970
1979

Récord de graduados

El Colegio logra graduar más de un centenar de bachilleres.
1979
1980

Cambio de nombre del colegio

Durante la SEMAC - Semana Marista de Acción-, se cambia el nombre de Instituto del Carmen por el de Colegio Champagnat.
1980
2015

Inicio de la unidad infantil y oferta educativa ampliada

Se adquiere el Jardín Infantil Merceditas, aumentando la oferta educativa para la primera infancia.
2015
Presente

Excelencia académica y formación en valores

Excelencia académica y formación en valores.

Reestructuración conceptual y visual de la identidad y la imagen del Colegio Champagnat Bogotá.
Presente

Nuestros

Principios

1. Respeto

Nos da la posibilidad de entender y comprender las diferencias y como estás en lugar de separarnos pueden fortalecernos como grupo.

Para entender que en esta relación todos jugamos un papel muy importante y que el éxito solo dependerá si todos nos comprometemos en igual medida y asumimos nuestro rol de la mejor manera.

Desde la formación Marista, con el objetivo de sentir como propias las necesidades de los demás y así participar activamente en los proyectos sociales de la comunidad.

Herencia recibida de la misma vida de Champagnat, que fue un hombre que «con esfuerzo tenaz y total confianza en Dios se formó a sí mismo» y sacó adelante su proyecto, el cual es el de la Iglesia. (M.E.M.,112).

En un colegio Marista, María es una referencia permanente, Ella nos enseña a ser alegres, a compartir la alegría, a creer en Jesús siempre, a confiar en los demás, a acompañar con afecto, a cuidar con delicadeza, a saber, retirarse a tiempo. En fin, María significa para los Maristas, lo maternal, lo universal, lo que nos identifica y lo que nos transforma.

Que se manifiesta mediante una relación auténtica y directa sin pretensiones ni doblez. Sencillez que es el fruto de la unidad entre pensamiento y corazón, carácter y acción, y que se deriva del hecho de ser honestos con nosotros mismos y con Dios. (M.E.M., 103).

Que se manifiesta mediante una relación auténtica y directa sin pretensiones ni doblez. Sencillez que es el fruto de la unidad entre pensamiento y corazón, carácter y acción, y que se deriva del hecho de ser honestos con nosotros mismos y con Dios. (M.E.M., 103).

Una característica que siempre ha vivido el Instituto Marista, pero en la que hoy se hace mucho énfasis, dado el momento histórico que vive la humanidad. Esta implica una sensibilidad particular ante los problemas sociales y sus causas, el cultivo de hábitos y estilo de vida solidarios y el compromiso y entrega a los más necesitados.

Es la base de todo lo que somos y hacemos, sin él no hay nada.